Ciática.



Se refiere a dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna y es causada por lesión o presión sobre el nervio ciático. La ciática es un síntoma de otro problema médico, no una enfermedad por sí sola.
La ciática ocurre cuando hay presión o daño al nervio ciático. Este nervio comienza en la región lumbar y baja por la parte posterior de cada pierna. Este nervio controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y región inferior de la pierna e igualmente proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo, parte de la región inferior de la pierna y a la planta del pie.
Las causas comunes de ciática abarcan:
 Leer más…

Remedios naturales:

*Patatas: Cocer 4 patatas y machar hasta conseguir un puré. Extender el puré sobre un paño amplio y limpio, a modo de emplasto y colocar sobre la región lumbar. Fijar con la ayuda de una camiseta. Mantener así hasta que pierda el calor. Repetir un par de veces al día.

*Ortiga contra la ciática:
Realizar un baño en la zona afectada con una infusión de ortiga preparada con un litro de agua. Esto relaja el nervio ciático y disminuye el dolor.


*Tomillo y orégano como desinflamatorio:
Al igual que la ortiga verde, en forma de infusiones son excelentes remedios caseros para la ciática por sus propiedades desinflamatorias. Colocar una cucharada de tomillo, otra de orégano y una tercera de ortiga en un litro de agua. Dejar hervir por el lapso de 15 minutos, luego dejar reposar unos 5 minutos y colar toda la preparación. Beber dos veces


*Infusión de hierbas contra el dolor de ciática:
Verter una taza de agua hirviendo sobre unos gramos en partes iguales de mejorana, anís, menta y romero. Dejar reposar la preparación durante cinco minutos. Beber una taza antes de dormir por día.


*Leche y ajo:
Machacar dos dientes de ajo en 1/2 taza de leche y beberlo, por la mañana y por la noche, sin masticar los pedacitos de ajo. Los resultados se ven en dos semanas.


*Col para la ciática:
Aplicar bien calientes varias hojas de col sobre la zona afectada. Dejar puesto hasta que pierda el calor.


*Cataplasma de Lúpulo para quitar el dolor:
Hervir la hierba durante diez minutos y luego envolverla en un tul o gasa. Aplicar sobre el área lo más caliente que la pueda resistir y cubrir con un paño de lana para que conserve por más tiempo el calor. Guardar el agua de esta preparación para humedecer de nuevo la hierba cuando ésta se enfríe.


*Jugo de papas y de apio:
Preparar con un extractor de jugo unos 250 cm3 de juego con una mezcla de papa y apio para tomarlo diariamente.


*Cebolla: Cortar una cebolla por la mitad y con la parte interna de una de las mitades masajear con suaves movimientos circulares la zona afectada por unos 10 minutos. Repetir después de algunas horas hasta calmar el dolor.

*Té de apio para el dolor de ciática:
Lavar varias ramitas de apio completas, tronco y hojas, y colocar en una olla con agua hirviendo. Hervir a fuego lento hasta que el agua se ponga verde. Tomar dos tazas de este té de apio al día.


*Jengibre y aceite: Masajear la zona con una mezcla de jengibre molido y aceite de sésamo.

*Masajes con Aceites: Masajear el área con movimientos circulares, con aceite de pescado o el aceite de semilla de linaza.

*Mostaza: Realizar una cataplasma con harina de mostaza y aplicarla sobre la zona afectada. Este preparado  producirá un enrojecimiento de la zona con el consiguiente aumento de calor. No mantener en el sitio por más de 20 minutos.

*Valeriana para relajar y aliviar el dolor:
Tomar una infusión de valeriana, pasionaria o kava para fomentar la relajación muscular si la ciática es causada por contracciones musculares que presionan al nervio.

Recomendaciones:

  • Nunca doblar la columna para recoger algún objeto del suelo; es necesario flexionar las rodillas, ya que cuando doblamos la columna, la presión que se ejerce sobre las vértebras es 10 veces su peso. 
  • Dormir sobre un colchón adecuado para la columna vertebral. Para poder determinarlo, se requiere tumbarse boca arriba y meter la mano entre la columna lumbar (por encima de los glúteos) y el colchón. Si la mano tiene dificultades para ir hacia arriba o hacia abajo, el colchón nos va bien. Si no se puede mover la mano, es blando, y si se mueve con mucha facilidad, es muy duro.
  • No utilizar ropa ceñida o apretada.
  • Sentarse con la espalda recta.
  • Evitar la práctica de ejercicios bruscos o ciertas posiciones y movimientos típicos del yoga.
  • No permanecer sentado en una silla muy dura durante un tiempo prolongado.
  • Acudir a un doctor para que él pueda diagnosticar si se trata efectivamente de ciática o, por el contrario, una claudicación intermitente causada por un flujo sanguíneo arterial deficiente, ya que ésta última presenta un dolor en la parte inferior de la espalda muy parecida a la ciática.